SIETE SINERGIAS PRODUCTIVAS Parte 1

Conocer y manejar ciertas combinaciones que muestran un efecto sinérgico, nos permite optimizar los resultados de rendimiento, reducir el uso de insumos, y aumentar la sustentabilidad. Siete combinaciones cruciales son las siguientes:

1)MICORRIZAS ARBUSCULARES Y FOSFATO NATURAL

Los hongos micorrízicos y la mayoría de los cultivos mantienen una relación simbiótica de gran beneficio para ambas formas de vida. Los hongos penetran en las raíces de las plantas para obtener un flujo constante de glucosa mezclada con nutrientes que promueve el desarrollo de una maraña de filamentos (hifas) bajo de la planta. Estas finas extensiones semejantes a tuberías, proporcionan el equivalente a un sistema de raíces secundario que brinda hasta diez veces la superficie especifica de las raíces originales.

Parecería obvio que debemos nutrir y proteger a un microorganismo que mejora la función de la raíz en un 1000%, pero lamentablemente este no es el caso. Las micorrizas arbusculares (AMF) han sido diezmadas en nuestros suelos por medio de una combinación de fertilizantes ácidos que “fríen” éstos frágiles filamentos, sales fertilizantes que deshidratan a los hongos, fungicidas que matan a microorganismos benéficos y patógenos, prácticas de labranza inadecuadas y herbicidas que pueden aniquilar a estos hongos benéficos de manera más eficiente de lo que matan las malezas.

El restablecimiento de estos promotores de raíces por medio de inóculos sería una estrategia muy productiva.

Maximización de la Respuesta de Fósforo

Las micorrizas arbusculares (AMF) ofrecen una serie de beneficios, pero quizá el más conocido de ellos se relaciona con una mejora en la liberación del fosfato. El fosfato en el suelo no permanece disuelto en su solución como ocurre con algunos otros minerales, por el contrario, tiende a permanecer donde se coloca. Esta inmovilidad se complica aún más por el hecho de que el fosfato tiende a formar complejos con minerales cargados positivamente (cationes), como es el caso del Calcio y el Fierro, con los cuales se combina formando compuestos insolubles. Lo anterior da como resultado una gran ineficiencia de los fertilizantes de fosfato ya que los productores normalmente reciben sólo el 27% de su inversión en este tipo de fuentes antes de que se conviertan en parte de un enorme e inaccesible banco de Fósforo bloqueado en nuestros suelos.

La clave para recuperar esta reserva inmovilizada son los hongos micorrízicos, que alcanzan diez veces más volumen de suelo para recuperar el fosfato inmóvil, mientras liberan compuestos ácidos que desbloquean estas reservas. La inoculación de este tipo de microorganismos puede producir un mejor suministro de fosfato para la planta, con reducciones sustanciales en la necesidad de fertilizantes de fosfato soluble, cada vez más costosos.

Para obtener una respuesta óptima de un inóculo micorrízico, la clave es ser consciente de la comunicación bioquímica entre la planta huésped y el hongo simbionte. La planta atrae y sostiene a este compañero fúngico solo cuando requiere fosfato soluble; de ahí que puede haber problemas si se ha suministrado una gran cantidad de Fósforo soluble al mismo tiempo que se están inoculando AMF. La planta reconoce que está ampliamente abastecida con el Fósforo que necesita en ese momento, por lo que interrumpe el suministro de alimentos y compuestos químicos específicos para la colonización por AMF. ¿Por qué desperdiciar sus valiosos recursos para asegurar un mineral que no necesita? Por esta razón, se ha visto una respuesta micorrízica más rápida cuando los inóculos se aplican con fertilizantes de fosfato naturales como el guano y la roca fosfórica suave. Se puede combinar una pequeña cantidad de DAP / MAP con los inóculos, pero parece que es mejor no exceder los 150 kg por hectárea.

Una combinación de guano granulado y DAP con unos cuantos kilos de humatos granulados solubles funciona particularmente bien en conjunto con inóculos de AMF. El ácido húmico amortigua el calor destructivo del fosfato ácido, protegiendo a las AMF y al mismo tiempo estabiliza el fosfato; esto evita que se inmovilice al interactuar con los cationes en el suelo y lo hace realmente más disponible para la planta por más tiempo.

2) CALCIO Y BORO

El Calcio es el mineral más importante en el suelo, en las plantas y en los animales, por lo que es fundamental recibir una nutrición adecuada de este elemento. Una parte determinante en dicho proceso implica comprender la relevancia del Boro, pues este micronutriente es para el Calcio lo que la luz del sol es para el crecimiento de las plantas.

Es común ver a los productores contrariados por la falta de respuesta al encalado, lo que podría ser diferente con la adición de un poco de Boro. Cuando los niveles de Boro en el suelo son bajos (por debajo de 0.5 ppm), se puede esperar una respuesta deficiente al Calcio, así como una reducción en la actividad biológica del suelo, ya que éste micronutriente es responsable de “abrir la puerta” que permite el flujo de glucosa de las hojas hacia las raíces y de ahí a los microorganismos que habitan la rizosfera; por lo que si se detiene el suministro de alimentos a ésta fuerza laboral, se puede prever un decremento en el rendimiento.

El Boro es el más lixiviable de los microelementos y solo se puede almacenar en humus. Siempre debe combinarse con ácido húmico para promover la formación de un humato de Boro que es mucho más estable en el suelo.

El almacenamiento de Boro se ve afectado cuando los niveles de humus son bajos, lo que hace aún más importante el estabilizarlo con humatos.

3) NUTRICIÓN DE PRECISIÓN Y RENTABILIDAD

La nutrición de precisión basada en un análisis de suelo ha demostrado ser muy productiva. A través del tiempo los productores pueden duplicar y triplicar sus rendimientos utilizando mezclas recomendadas específicamente para sus condiciones, lo que confirma la importancia del equilibrio mineral respaldado por la biología. Sin embargo, si el suelo está realmente desequilibrado, puede ser un poco desalentador recibir una cotización para una mezcla que aborde todos los problemas al mismo tiempo. Muchos productores eligen la opción más económica de aplicaciones fraccionadas de una mezcla correctiva durante un par de temporadas. Lo más importante es que el fertilizante aplicado contiene los correctivos precisos para su suelo, por lo que tiende a funcionar incluso cuando se aplique al 50%.

4) NITRÓGENO Y AZUFRE

Tanto el Nitrato como el Amonio deben convertirse a proteínas en la planta y el azufre es un agente esencial en esta conversión. En el caso del Nitrato (Nitrógeno nítrico) se requiere Azufre para activar la enzima nitrato reductasa que inicia la conversión de nitratos en proteínas. El Azufre también es necesario para formar proteínas; dos de los aminoácidos, la cisteína y la metionina, están hechos de azufre. Una escasez de azufre puede contribuir a tener plantas acuosas (llenas de nitratos y con mucha agua), que son susceptibles al ataque de insectos y con poca densidad nutricional tanto para el ganado como para la gente.

El Azufre ya no se encuentra libre en el agua de lluvia como antes. La aparición de la lluvia ácida en la década de los 80´s llevó a la restricción de las emisiones de azufre de la industria.

Aun cuando se reconoce la importancia del azufre en la formación de proteínas y este nutriente se aplica, no hay garantía de que permanezca. Esto se debe a que los niveles de humus en nuestros suelos son tan solo un tercio de lo que eran antes y el humus es el almacén del azufre.

La aplicación de yeso es la forma más rentable de aumentar los niveles de azufre, pero también se pueden abordar el nitrógeno y el azufre juntos con el uso de Sulfato de Amonio. Este fertilizante puede estabilizarse con humatos.

Referencia: “Seven Productive Synergies-Part 1” Graeme Sait.  blog.nutri-tech.com.au

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s