Mejora inmunológica: La carencia esencial en el Covid-19 Parte 1

Traducción del artículo original: Immune Enhancement – The Missing Covid-19 Essential (Part 1)

Graeme Sait

Este artículo se publicará en tres partes en los siguientes días, así que asegúrese de revisar el blog para las próximas entregas.

En este primer segmento, analizaré la necesidad urgente de una iniciativa proactiva y analizaré dos de las deficiencias minerales más comunes que todos debemos abordar.

Estoy atónito por un grave descuido en la crisis de Covid. ¿Dónde está el consejo médico del gobierno sobre la estrategia más obvia para prepararse para el ataque? Estamos lavando la piel de nuestras manos, esterilizando nuestros alrededores y autoaislados para aplanar la curva. Se nos informa que los más vulnerables son los ancianos y los inmunocomprometidos. Sin embargo, no hay una palabra sobre cómo podríamos contrarrestar el contagio a nivel personal, al aumentar nuestro sistema inmunológico y reducir el impacto.

Hay cientos de artículos revisados ​​por pares relevantes para la mejora inmune, pero parece haber una desconexión enorme dentro del modelo médico moderno.

Por favor, que se entienda, este llamado no es a la comunidad médica. A medida que avanzamos de crisis en crisis, los médicos se convertirán en la próxima versión de nuestros increíbles bomberos. Aquí en Australia, estos héroes bomberos sorprendieron al mundo con su valentía para salvar miles de hogares y vidas. Eso fue hace unos pocos meses, ahora tenemos otra llamada a las armas.

El desafío que enfrentan nuestros médicos y enfermeras es horrible. Muchos de los médicos de primera línea en Italia sugieren que es posible que nunca se recuperen de los escenarios donde se vieron obligados a elegir quién vivió y quién murió, debido a la escasez de ventiladores.

Nuestros profesionales médicos son más preciados que nunca en estos tiempos tumultuosos, pero nadie está nunca por encima de la crítica. He notado que la nutrición apenas se estudia en las escuelas médicas. ¿Cómo se puede esperar comprender la bioquímica protectora de ciertos minerales, antioxidantes y vitaminas, si su papel se pasó por alto durante su educación?

Nuestros médicos se gradúan con maravillosas habilidades quirúrgicas, y han dominado el arsenal de medicamentos para el tratamiento de síntomas disponibles, pero esto es medicina reactiva. Ahora, más que nunca, requerimos un enfoque proactivo. Todos y cada uno de nosotros deberíamos aumentar nuestra inmunidad en preparación para este virus.

Este es un nuevo enemigo, por lo que no hay forma de evitarlo. Nuestros sistemas inmunes no tienen forma de identificar y responder a esta invasión. Si estamos en contacto con un portador durante el tiempo suficiente, todos enfermaremos. Por lo tanto, debemos mantener una distancia suficiente para reducir la propagación a través del aire. Sin embargo, es más difícil cuando se trata de evitar las superficies que albergan el virus.

Irónicamente, se acaba de descubrir que en el plástico, el material que causa más daño ambiental, mantiene al virus durante más tiempo que cualquier otra superficie. Según un nuevo estudio, publicado recientemente en The New England Journal of Medicine, el cartón alberga el virus durante 24 horas, el acero inoxidable durante 48 horas y el plástico durante 3 días. Esto hace que nuestras incursiones en los supermercados sean especialmente preocupantes.

Me parece irónico, porque hemos creado mucho daño ambiental con plástico, y ahora se ha convertido en un huésped primario para esta nueva enfermedad. Se podría uno preguntar si la naturaleza ha intervenido de alguna manera.

Durante los últimos años, en mis seminarios que he impartido por todo el mundo, he estado argumentando que necesitamos una desaceleración económica para darle al planeta un respiro que necesita desesperadamente. Estamos muy cerca del punto de inflexión del cambio climático, y una recesión / depresión cambia esta trayectoria.

Durante estas recesiones, hay mucha menos demanda de carbón, petróleo y hormigón. Este trío proporciona la mayor parte de los gases de efecto invernadero. Cuando las empresas se ralentizan, también lo hacen los requisitos de energía y hormigón para la construcción.

En un contexto ambiental, la interrupción de nuestra tan querida libertad de viaje puede verse de manera más positiva. El colapso de la industria de las aerolíneas y el nulo movimiento de decenas de miles de aviones significa que ya no se queman miles de millones de toneladas de combustible. Podemos estar sintiéndonos desesperados, pero ¿está nuestro planeta sonriendo? La atmósfera es la más limpia en décadas. Se puede ver el fondo de los canales de Venecia por primera vez en décadas, y los delfines vuelven a las bahías, hace mucho tiempo abandonados por ellos.

Podría verse extrañamente como kármico, que este virus perdone en gran medida a los niños y se centre en la generación de los baby boomers. Este es el grupo demográfico reinante desde hace mucho tiempo (al que pertenezco) que tan orgullosamente ha impulsado el materialismo extractivo y la desaparición asociada de lo natural. Realmente no creo que la naturaleza pida su venganza, pero es una coincidencia interesante.

Rezo para que esta recesión / depresión pueda desencadenar un restablecimiento que salve el planeta. Podríamos ser sacudidos al reconocer que el modelo materialista y de consumo del crecimiento perpetuo es inherentemente defectuoso. Seremos testigos del cambio completo de un modelo de “toma más, gasta más, crece más”, de una espiral descendente. A medida que más de nosotros perdamos nuestros empleos y más empresas fracasen, habrá menos demanda de los consumidores en todos los niveles, e incluso más de nosotros perderemos nuestros empleos a medida que más empresas colapsen.

Entonces, podríamos reevaluar lo que es importante, y el cambio podría fluir desde allí.

Esta agitación completa bien podría sacar lo peor de la humanidad (ver las largas colas en las tiendas de armas de los EE. UU.) O podría sacar lo mejor. Yo veo el vaso medio lleno.

Desde este punto de vista, veamos cómo podríamos preparar nuestro sistema inmunológico para luchar más hábilmente y para asegurarnos de sobrevivir para presenciar este maravilloso reinicio.

 

Preparando la Protección contra la pandemia

El apoyo inmunitario implica una serie de estrategias comprobadas para maximizar el rendimiento de nuestro sistema de protección. Estos incluyen cuatro minerales clave, tres vitaminas clave, un par de fitoquímicos y el uso de probióticos para estimular a los microorganismos intestinales.

Hay cuatro minerales claves involucrados y son zinc, magnesio, selenio y yodo. Irónicamente, estos “Cuatro Grandes” son los minerales que más faltan en la mayoría de nosotros, por lo tanto, si buscamos aumentar la protección contra la pandemia, es urgentemente necesario abordar esta escasez.

 

Los “cuatro grandes” protectores

Piensa en zinc

Se estima que hasta el 79% de la población, somos deficientes en zinc y magnesio. La glándula timo requiere zinc para la producción de células clave del sistema inmune. También es el mineral más importante para la salud de la próstata. De hecho, una próstata sana contiene siete veces más zinc que una glándula agrandada o cancerosa. Se ha demostrado que solo una deficiencia de zinc del 10% compromete la respuesta inmune.

Hay varias razones por las que somos tan deficientes en este mineral, incluida la baja capacidad de almacenamiento de zinc en nuestros cuerpos.

El zinc es deficiente en la mayoría de los suelos donde se producen cereales, y la absorción se ve afectada en muchos vegetales debido al alto contenido de fósforo (un notorio inhibidor de la absorción del zinc en planta). Sin embargo, la mayor contribución a nuestra escasez de zinc se relaciona con nuestro consumo excesivo de cereales. Realmente no fuimos diseñados para desayunar cereales y tostadas, seguidos de un almuerzo a media mañana de galletas y pan, seguidos de sándwiches para la comida y pasta o arroz para la cena. Los granos de cereales contienen un ácido natural llamado ácido fítico. Esta sustancia se une al zinc y forma un fitato de zinc insoluble, que luego excretamos.

El zinc es muy importante en la ecuación de inmunidad, pero no estamos siendo advertidos de este hecho. En un estudio publicado en el American Journal of Clinical Nutrition, los científicos descubrieron que aquellos con niveles aceptables de zinc en la sangre tenían aproximadamente un 50% menos de probabilidades de desarrollar neumonía que aquellos con bajas concentraciones.

Se han realizado múltiples estudios en relación con el papel del zinc en la reducción de la gravedad de la neumonía infantil. Curiosamente, en varios de esos estudios, la respuesta protectora más grande comenzó después de tres meses de suplementación con zinc a una tasa de 20 mg por día.

En este punto, es importante tener en cuenta las diferencias en dosis para adultos y niños (y esto se aplica a todos los suplementos). 100 mg por día es el límite superior tolerable para adultos durante un período corto, pero 30 mg de zinc por día es una tasa típica para la suplementación a largo plazo.

De 5 a 10 mg de zinc se consideran apropiados para niños entre 1 y 7 años, mientras que 15 mg son aplicables para niños mayores.

Sin embargo, el hallazgo sobre zinc más importante se relaciona específicamente con los virus corona. Es sorprendente preguntarse por qué estos hallazgos no han desencadenado la respuesta global y las directivas de suplementación de zinc asociadas.

Es un poco complicado, pero esencialmente el virus secuestra a las células, y sus propios mecanismos de replicación celular (que involucran ADN y ARN) ahora están secuestradas para la replicación del virus. Una parte crítica de este proceso involucra una enzima utilizada por el virus, llamada ARN polimerasa dependiente de ARN (RdRP). Esta enzima es esencial para la replicación y la supervivencia continua del virus, por lo que la inhibición de esta enzima se convierte en una pieza central de la investigación farmacéutica.

En una revisión de la literatura sobre el zinc, encontré un estudio que demuestra que el zinc inhibe la RdRP. La deficiencia de zinc también se encuentra comúnmente en personas con problemas de asma y en aquellos con trastornos autoinmunes. Sabemos que la mayoría de nosotros somos deficientes en este mineral clave de apoyo inmunológico. ¿Por qué no abordaríamos esta deficiencia con urgencia? ¿Qué posible daño podría ocurrir? ¡Incluso podría salvar su próstata en el proceso!

Simplemente busque en Internet “el zinc inhibe los virus corona” (“zinc inhibits corona viruses”), y encontrará los estudios relevantes. También hay un gran video que explica la mecánica de la capacidad protectora del zinc. Proviene de un sitio llamado MedCram.com, donde la ciencia médica compleja se vuelve más accesible.

Una característica del estudio de inhibición de zinc fue el uso de un potenciador de la absorción para aumentar los niveles de zinc en las células. Si estamos buscando la forma más efectiva de suplementación para maximizar la absorción celular de zinc, es difícil pasar el zinc liposomado. Hay más de 54,000 artículos publicados sobre el suministro de liposomas, algunos de los cuales han mostrado una respuesta de absorción equivalente al tratamiento intravenoso. ¿Cómo funciona este sistema de entrega?

Los liposomas son pequeñas burbujas. De hecho, son mil veces más pequeños que el ancho de un cabello humano. Estas diminutas cápsulas están hechas de grasas llamadas fosfolípidos. Esta es la misma grasa que comprende nuestras membranas celulares, a través de la cual los nutrientes se mueven hacia la célula. Aquí yace el secreto. Nuestra membrana celular absorbe fácilmente su propio tipo, y cuando esas burbujas de grasa se han precargado con nutrientes solubles en agua y solubles en grasa, tenemos un suministro (de zinc) dramáticamente acelerado.

Si no puede obtener zinc liposomado en su región, cualquier forma de zinc quelado será suficiente, pero existe una estrategia clave de tiempo que maximizará la absorción y el almacenamiento.

El secreto de la suplementación de zinc para adultos es tomar 30 mg de zinc quelado, antes de acostarse. De esta forma se evitará las pérdidas relacionadas con la alimentación con cereales, y el almacenamiento de zinc puede ser repuesto mientras duerme. Un bote de zinc quelado junto a su mesa de noche, debe ser parte de su régimen suplementario diario por el resto de su vida, y esa vida podrá ser más larga si decide seguir este consejo.

 

Magnesio – El Mineral Maestro

Siempre me refiero al magnesio como el “mineral maestro”, ya que está vinculado a muchas más enzimas que cualquier otro mineral. Cada respiro, cada movimiento que realiza, se realiza mediante el uso de enzimas; y su sistema inmunológico también es impulsado por estos catalizadores basados ​​en proteínas (enzimas).

Quizás se pregunte por qué a casi 8 de cada 10 de nosotros nos falta este mineral central. Un factor clave de esta deficiencia es el estrés. La “respuesta de luchar o huir” es generada por el estrés y la ansiedad, que la mayoría de nosotros experimentamos de manera regular. En este momento en particular, rara vez ha habido niveles más altos de estrés en nuestras vidas. La respuesta de lucha o huida relacionada con la ansiedad implica muchos cambios metabólicos importantes, incluida la producción de adrenalina. Todos estos cambios son impulsados ​​por el magnesio, por lo tanto, el estrés absorbe nuestras reservas de magnesio.

Irónicamente, el magnesio es el “mineral de crucero” que nos hace sentir relajados. El estrés recurre constantemente a nuestras reservas de magnesio, por lo que nos sentimos más estresados ​​y en consecuencia se requiere aún más magnesio. El resultado final podría ser un derrame cerebral o un colapso suprarrenal, ninguno de los cuales es muy agradable. Cada aspecto de la enfermedad coronaria, nuestro mayor asesino, también tiene un vínculo con el magnesio, y también está el vínculo del sistema inmune con el cáncer y la protección contra los virus.

Aquí estamos considerando el vínculo de inmunidad, pero el potencial para reducir el estrés del magnesio puede salvar también. El potencial de daño colateral relacionado con el estrés de esta crisis actual aún no se ha evaluado.

Hay algunos hallazgos recientes importantes que relacionan el magnesio y al sistema inmune. Existen varios estudios relacionados con la inflamación y el magnesio. La deficiencia de magnesio parece aumentar la producción de citocinas proinflamatorias, y esto puede estar profundamente relacionado con el gran incremento de citoquinas (proinflamatorias) que a menudo están relacionadas con las muertes por Covid-19. Explicaré este fenómeno con más profundidad un poco más adelante en este artículo.

La deficiencia de Mg también parece acelerar la involución del timo. Uno de los resultados más notables, con respecto a los efectos de la deficiencia de Mg en el organismo, es el mayor nivel de apoptosis (muerte celular) que ocurre en los timos de ratas con deficiencia de Mg, en comparación con los testigos (Malpuech-Brugère et al, 1999).

El timo es la glándula que produce linfocitos T que luego se distribuyen por todo el cuerpo. La involución del timo es a menudo una característica del proceso de envejecimiento, donde las células del timo mueren, la glándula se encoge y nuestra capacidad inmunológica disminuye.

Esto parece algo que deberíamos tratar de evitar desesperadamente al enfrentar esta crisis, particularmente cuando la deficiencia de magnesio está tan extendida entre la comunidad.

Supongo que puede estar pensando, cómo puede solventar su probable deficiencia de magnesio en este momento. La suplementación oral puede no ser su mejor opción. Si ha tenido deficiencia de magnesio durante algún tiempo, un efecto secundario de esta deficiencia crónica es una capacidad reducida para absorber magnesio a través del revestimiento intestinal y hacia la sangre. Puede acelerar la corrección por medio de inyecciones intramusculares o por medio de una inyección intravenosa directa. Sin embargo, también hay una corrección más fácil de realizar, llamada suplementación transdérmica de magnesio. Eso implica reconocer que la forma más rápida de introducir algo en su cuerpo es a través de la piel. Aquí, no hay una interfaz intestinal. La sustancia deseada ingresa fácilmente a través de la piel y va directamente al sistema sanguíneo.

La suplementación transdérmica de magnesio es diez veces más eficiente que la suplementación oral. Podría rociar debajo de sus brazos o en las plantas altamente absorbentes de sus pies, con los populares productos de aceite de magnesio (cloruro de magnesio). También, podría ocupar la antigua estrategia de bañarse en sales de Epsom (sulfato de magnesio). Esto es muy efectivo y puede ser muy económico si compra un costal de 20 kg de sulfato de magnesio. La receta consiste en permanecer durante treinta minutos en un baño (de tina) de agua tibia mezclada con dos tazas (500 gramos) de sulfato de magnesio. El costal alcanza para 40 baños con sales de Epsom, lo que equivale a un costo de menos de 50 centavos (de dólar australiano) por tratamiento. Los niños incluso podrían compartir un baño.

El agua tibia abre los poros de la piel y aumenta la absorción del magnesio. Este baño súper relajante debe realizarse justo antes de acostarse, y usted dormirá como un bebé.  Sin duda comprenderá por qué el magnesio se llama el “mineral de relajación”, cuando experimente este relajante baño.

En el próximo segmento, destacaré nuestra necesidad de ocupar el selenio y el yodo en nuestro régimen de mejora de nuestro sistema inmune, y también trataremos sobre la participación de tres vitaminas clave.

Manténgase seguros y saludables.

Un cordial saludo,

Graeme.

https://blog.nutri-tech.com.au/immune-enhancement-the-missing-covid-19-essential-part-1/

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s