Afidos. Formulaciones Botánicas para su control

afidos

Los pulgones son insectos de cuerpo blando pertenecientes a la familia Aphididae. Se reproducen por partenogénesis, por lo que pueden hacerlo muy rápidamente. Cuando las poblaciones alcanzan una densidad crítica, se producen adultos alados, los cuales vuelan en busca de nuevas zonas de alimentación, dejando atrás la antigua colonia. Esto les ayuda a sobrevivir porque, una vez que sus poblaciones se vuelven demasiado densas, sus enemigos naturales irrumpen en ellas para reducirlas considerablemente.

El principal factor ambiental que debilita las poblaciones de pulgones son las lluvias fuertes. Cuando hay largos períodos sin lluvia o bien los cultivos se producen en ambientes protegidos, como túneles o invernaderos; las poblaciones de áfidos pueden crecer excesivamente. En este caso, las formulaciones de plaguicidas botánicos pueden ser una alternativa para apoyar a reducir sus poblaciones (National Center for Appropriate Technology, 2016).

AJO

Se encontró que el extracto de ajo al 2.0% mata aproximadamente el 75% de los pulgones en 24 horas en esquejes de plantas de té. Los investigadores hicieron una solución moliendo 50 gramos de ajo seco, remojándolo en agua durante 24 horas y finalmente filtrándolo a través de un paño de muselina. Para su aplicación, diluyeron 50 mililitros del extracto en 2.5 litros de agua (Sohail et al., 2012).

Otro estudio evaluó el uso de extractos de ajo en plantas de lechuga. Esta investigación demostró que el ajo perdía eficacia rápidamente, por lo que reaplicar el tratamiento es muy importante. La solución se elaboró con seis dientes de ajo grandes, triturados y remojados en 30 ml de aceite vegetal durante toda la noche; posteriormente se filtró y se diluyó en 2 litros de agua (Rawleigh y Boyd, 2008). Como con otras formulaciones botánicas, la eficacia del producto final dependerá de muchos factores y es posible que se tenga que experimentar para encontrar la concentración más efectiva. Vale la pena señalar que otro investigador descubrió que las parcelas tratadas con ajo tenían mayores poblaciones de “mariquitas” (Coccinellidos) (Wale, 2004).

ROMERO

En un estudio, el aceite esencial de romero (Rosmarinus officinalis) a una concentración de 1000 partes por millón (ppm), ó 17 gotas en un litro de agua, eliminó más del 57% de los áfidos de Myzus persica después de 48 horas de su aplicación (Hakimi et al., 2015). Los investigadores aumentaron la concentración de aceite hasta 100,000 ppm, lo que aumentó un poco el porcentaje de muertes a las 24 horas, pero la mortalidad a las 48 horas se mantuvo casi igual. Esto sugiere que el aceite de romero es volátil y deberá reaplicarse con frecuencia para que sea efectivo. Los extractos crudos de romero fueron ineficaces para matar áfidos (Nia et al., 2015), pero pueden ser útiles para repelerlos. Este mismo estudio obtuvo resultados muy efectivos al usar extractos de éter de romero, pero no ocurrió así con los extractos crudos o de etanol.

HOJAS DE PAPAYA

Se descubrió que los extractos de hojas de papaya reducen significativamente las poblaciones de áfidos del algodón (Aphis gossypii) en ocra. Un grupo de investigadores utilizó 100 gramos de hojas frescas maceradas en 1.0 litro de agua, se dejó que la mezcla reposara durante la noche y luego se filtró y mezcló con otro litro de agua (Zobayer y Hasan, 2013).

En otro experimento se usó el extracto de hoja de papaya (Carica papaya) para combatir los mismos pulgones tanto en berenjenas como en ocra. La aplicación del extracto redujo la población de pulgones a la mitad, en comparación con el grupo de control (Mochiah et al., 2011). En ambos casos se agregaron 10 ml de emulsión de pescado y jabón como adherente.

MENTA

La menta se ha utilizado tradicionalmente como planta acompañante para repeler pulgones. Un grupo de científicos utilizó extractos de menta (Mentha microphylla) para eliminar áfidos. Dicha solución sólo eliminó entre un cuarto y un tercio de la población y los investigadores encontraron que las fracciones altamente refinadas fueron más efectivas que los extractos crudos (Sayeda et al., 2009).

Otro miembro de la familia de la menta que afecta a los pulgones es la “menta gatuna” (Nepeta cataria); las soluciones concentradas de extractos de esta planta pueden eliminarlos. Un investigador encontró que una solución de 14.0 mililitros por litro de aceite esencial de “menta gatuna” en agua eliminó el 90% de los pulgones de la col (Pavela, 2006). Es importante tener cuidado de no utilizar muy altas concentraciones de este aceite ya que, en el mismo estudio, una solución de 25.0 mililitros por litro produjo quemaduras en las hojas de col.

Los científicos han descubierto que los enemigos naturales de los pulgones detectan las nepetalactonas presentes en la “menta gatuna”, y se mueven en busca de sus presas (esta molécula imita la hormona sexual que producen algunas especies de pulgones) (Birkett y Pickett, 2003).

Referencia:
National Center for Appropriate Technology. (Junio de 2016). Aphids-Botanical Control. Obtenido de ATTRA Sustainable Agriculture.: https://attra.ncat.org/product/aphids-botanical-control-formulations/

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s